TRATAMIENTO DE RESIDUOS
  EL DÍA DE LA TRAGEDIA
 

El día 10.09.1996, a las diez de la mañana, se produce el derrumbamiento del vertedero municipal de La Coruña, situado en la cima del monte de San Pedro. 200.000 toneladas de basura, se desploman sobre el puerto y la playa de Bens, llegando al mar dónde producen una gran mancha. Toda la ciudad queda inundada por un terrible olor.
En su infame recorrido, la basura arrastra consigo casetas de pescadores, galpones, etc, destrozándolo todo a su paso. Pero lo peor fue que también arrastró la vida de Joaquín Serantes, de 58 años. En un primer momento se pensó que podría haber más víctimas, pero afortunadamente no fue así.
Tras el "accidente" lo primero que se intenta hacer es retirar la basura e intentar localizar a Joaquín Serantes. Para ello, se produce un gran despliegue de medios: trabajadores, voluntarios, maquinaria pesada, concejales, etc. Se consigue encontrar el coche de Joaquín Serantes, pero no su cuerpo.
En el lugar del suceso, había varios testigos. En la Voz de Galicia del 11.09.1996, se recoge el testimonio de uno de ellos:
"Mi mujer y yo vimos como la montaña se desplomaba sobre O Portiño y nos quedamos paralizados de miedo. Desde la carretera que conduce a la playa, un señor salió corriendo de un coche blanco cuando se dio cuenta de que la avalancha se le venía encima, pero era ya demasiado tarde porque el alud se lo llevó por el medio sin remisión". Anselmo Canedo.

Ese mismo día, Ferogasa, la empresa concesionaria de la recogida de basura en el mancomunado, comienza una investigación para descubrir las causas del accidente. 
En un principio, se pensó en una explosión de metano acumulado por la descomposición de la basura, pero los testigos no oyeron ningún ruido previo al derrumbamiento, por lo que se descartó la idea.
Las culpas, comienzan a caer poco a poco en el ayuntamiento, los vecinos empiezan a quejarse de que el accidente se veía venir y el ayuntamiento no hacía nada al respecto. La Voz de Galicia recoge el 11.09.1996 el testimonio de Luisa García, una vecina:
"Esto se veía venir, porque había grietas; hace años ya se desplomó una bola de tierra y fuego y hace unos meses la espuma nos inundó las casas"
Por ello, Francisco Vázquez, el alcalde de la Coruña de entonces, ya intenta excusarse alegando:
"Esa parte del vertedero estaba sellada desde hace seis años y ya no se trabajaba en ella".






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

 
  Hoy habia 1 visitantes (19 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=